Sin categoría

Música hardcore y otros sonidos inspirados en la filosofía de Nietzsche

“Lo mejor del hardcore es la eliminación del alma. Llevamos doscientos años de música con un componente humano, ya es hora que se produzca un cambio”
–Caspar Pound, fundador del sello Rising High

 

 

Durante algún tiempo hemos tratado de introducir a la gente a un pasaje de la música electrónica poco divulgada en nuestra tierras. Algo que va más allá del vulgar EDM (Electronic Dance Music) o las producciones de artistas tan aclamados para la cultura pop como LCD Sound System, Chemical Brothers o Underworld. Nos referimos a la escena que se vivió en Inglaterra, Alemania y Bélgica, donde se desarrolló el acid house, el techno industrial, EBM y el new beat.

Si deseas contextualizarte puedes leer los artículos: “Canciones de música electrónica que amarán las personas sofisticadas” y “El día que las drogas transformaron al mundo con el segundo verano de amor“. Un consejo extra, antes de leer este documento debes tener que la revolución electrónica de los 80 y 90 inició con M, mejor conocido como MDMA.

música electrónica hardcore

Al tener un subidón de energía, al consumir más y más éxtasis, las personas comenzaron a querer sonidos más agresivos.  El house y el techno de Detroit ya no eran suficiente para una noche de rave así que tuvieron que arrancarle la racionalidad a la música y dejar un crudo sample de oscuridad. Así inició la escena hardcore en Europa, la cual hasta la fecha sigue haciendo estragos.

Según Simon Reynolds “el protopunk y el hardcore techno son una oleada intransitiva de agresión sin objeto”. En lugar de ser una forma de expresión personal, es música como campo de fuerza, en el que el individuo suspende su consciencia y se entrega al gozo máximo. De ahí que algunas personas la llamaran música dionisiaca, debido a que promovía la drogadicción y la liberación de las pasiones humanas.

música electrónica hardcore

Si a esta característica le agregamos la agresividad y rudeza de los samples, nos encontramos con una música inspirada en Nieztsche, el filósofo escribía ideas tan fuertes y dolientes como si un martillo golpeara tu cabeza. No es fortuito que el hardcore de la electrónica proliferó en Alemania.

Las siguientes canciones son una muestra más de aquel oscuro mundo al que todos están invitados pero pocos deciden entrar. Si a ti te gustan los sonidos pesados y las fiestas descontroladas entonces estás a punto de encontrar un paraíso.

Inglaterra

El house de Chicago cruzó el atlántico para convulsionar la cabeza de los jóvenes ingleses. Ellos llevaron al extremo el acid house y el uso de las drogas. Cuando la velocidad del beat era insuficiente para acompañar el cóctel de estupefacientes, comenzaron a acelerar los tracks dando paso a una nueva variante de techno. Estas eran algunas canciones hardcore que sonaban en los raves.

Alemania

En una entrevista para iD Caspar Pound elogió la escena alemana: “Es más fuerte, más oscura, da miedo… A mí no me gusta ir a un club y ver a 600 personas agitando los brazos con una sonrisa en la boca. A mí me gusta ver a 600 personas en un sitio oscuro y tórrido; aquí la cuestión no es la felicidad, es algo más agresivo, más intenso”.

Bélgica

El new beat se construye a partir de los géneros del acid house, electronic body music (EBM) e industrial. Por lo tanto tiene un estructura compleja y muy robusta, tan espesa y ensordecedora que podría estar sonando toda la noche y nunca tener un momento flojo o pasivo. Por este motivo es tan famosa en las ciudades nocturnas de Europa, ahí donde la gente busca emociones intensas y desenfrenadas. Si quieres una fiesta épica como las que se viven en Ámsterdam, Bruselas o Berlín, debes elegir new beat.

Si crees que esta música no tiene nada que ver con Nietzsche, entonces necesitas conocer al sello de ambient más importante de los 90, el cual se inspiró en el personaje opuesto a Dionisio, es decir Apolo, quien siempre abogó por la calma, el equilibrio y el recato. El ambient está en el extremo opuesto del hardcore.

To Top