¿Sabías Que?

La banda de grunge que definió los 90 y los fans de nirvana nunca aceptarán

Perm jam

Alguien tiene que hacer el trabajo sucio y esta vez me tocó a mí. No quiero romper corazones, de hecho yo también tengo mis dudas sobre este artículo pero a veces es necesario destruir un viejo castillo para construir otro con mejores instalaciones. De no hacerlo corremos el riesgo de estar suspendidos sobre el camino de la evolución. ¿Preparados? La premisa es: Nirvana no es el genuino rey del grunge y quien merece más crédito es Pearl Jam.

¿Qué les parece? ¿Enojados? Creo que ya empiezo a escuchar todas las palabras hirientes que vociferan al leer tal barbaridad. Está bien, acepto su odio pero como dije antes, sólo estoy pensando en voz alta motivado por mi maldita necesidad de cuestionar todo lo que toman como verdad. También debo confesar que no soy fan de ninguno de los dos grupos; puedo escuchar “In Bloom” de principio a fin al igual que “Ten”, pero aún así no me emocionan tanto como cantar algo de Nick Cave, Leonard Cohen y Johnny Cash (sí, soy un persona aburrida).

Pearl Jam

Quizá por esta razón puedo valorar ambos grupos con la misma balanza y tener un poco de “objetividad” en las opiniones. Escribo objetividad entre comillas porque todas las artes, al ser percibidas por los sentidos y un aparato cognitivo individual, se embarran con el sucio terreno de la subjetividad. Aún con todo y el margen de error quisiera seguir adelante observando algunos que están a la vista de todos pero son nublados por la venda del fanatismo.

Empecemos por los datos duros que todos conocemos. Ambos álbumes salieron entre 1991 y 1992 con un recibimiento en una escala media. De pronto “Nevermind” explotó en popularidad al grado que rebasó a Michael Jackson quien tenía ocupaba el primer lugar en la lista de los Billboard.  A lo largo del año perdería y recuperaría el trono con el éxito de sus singles ‘Smells Like Teen Spirit’, ‘In Bloom’ y ‘Lithium’.

Pearl Jam

Por su parte, “Ten” nunca llegó a rozar siquiera el podio de Nirvana, estableciéndose como el segunda mejor disco de grunge del momento. La sorpresa para el mundo es que el material era tan sólido como una roca; todos sus tracks son tan buenos que pudieron lanzarse como singles.  Es más, el disco bien pudo llamarse “Greatest Hits”. El problema quizá fue que “Ten” no tenía la foto del pene de un niño de tres meses. En cambio había que conformarse con un montón de imbéciles pasmados en zapatos ridículos delante de un recorte de madera de las palabras “Pearl Jam”, lo que lo convierte en una una de las portadas más lamentables de la historia.

Y si se estaban preguntando qué tiene que ver la portada de un álbum con la popularidad de una banda, entonces remitámonos al apartado de influencias. Aquella maravillosa vara con la que se mide a grupo dependiendo de su trascendencia en la mente de otros. Al remontarnos a las anécdotas se encuentra una constante en los amantes del grunge: la impactante y seductor estilo vocal de Eddie Vedder en el video de ‘Alive’.

En septiembre de 1992, 13 meses después del lanzamiento de “Ten”, los Stone Temple Pilots paralizaron al mundo con el álbum “Core” y el sencillo ‘Sex Type Thing’. Gran parte del éxito fue gracias a la interpretación desvergonzada de Scott Weiland quien reprodujo el áspero estilo vocal de Vedder. Aquella influencia no sólo se quedó con los Stone, sino  siguió vigente en la historia hasta nuestras fechas. Pero, ¿quién suena como Kurt? La respuesta es “casi nadie”. La verdad es que, en general, Nirvana era demasiado raro para que una banda los imitara de una manera correcta o incluso apropiárselos como influencia

Pearl Jam

Bush, los famosos imitadores de Nirvana,  trataron desesperadamente de seguir los pasos de “Bleach” y de Cobain aunque sin gracia terminó sonando como una copia horrenda. La garganta de Gavin Rossdale no hace los sonidos rotos, agrietados e increíblemente conmovedores que hizo Kurt. Este es el caso más específico del por qué en realidad nadie logra sonar como el rey del grunge. Por este y otros detalles

Es aquí donde se perciben las diferencias circunstanciales. Eddie Vedder tomó el rugido de Melvins y lo convirtió en algo nuevo y comercial y, en el proceso, cambió el sonido del modern rock para mejorar o empeorar el caso. Cobain interpretó un pop altamente agresivo, torturado y deformado que resonó con el mundo, y con razón, pero él era el único tipo que podía hacerlo a su manera y bien.

Tras la muerte de Cobain todos los fans lo inmortalizaron y crearon una leyenda. La popularidad de Nirvana se duplicó y Pearl Jam se embaucó con el premio de consolación. Después de este rápido recuento me doy cuenta que Vedder continuó sumando éxitos aunque nunca salió de la sombras de Cobain. Al pensar el proceso de maduración de Pearl con los años, me arriesgo a decir que ellos son mejores.

To Top