Compartir

El documental que puedes ver completo en YouTube sobre una banda que sólo sabe de tristezas

Portishead sabe de tristeza y de sensualidad, por eso es mejor escucharlo acompañado o entre la soledad de tus audífonos.

Llega el momento que sientes que la música no se trata tanto de lo que se exterioriza, sino de lo que genera al interior. Tal vez sea porque se comienza a convertir en algo más importante para tu vida; o acaso es debido a que -como yo y muchos más­- eres torpe con las palabras y la música se ha vuelto la manera de expresarte y llevar algo de lo que te emociona al oído de los otros.

welcome portishead gibbons

La música a diferencia de otras artes, es acontecimiento. Es puro presente. No necesita espacio, no requiere materialidad; su forma son las vibraciones de aire y el temblor del cuerpo. Son la texturas del sonido que se comparten, porque podremos cerrar los ojos, pero el sonido es intrusivo, es total.

Cuando parecía que los beats electrónicos, el hair metal y el pop orquestado dominaría la escena musical durante más tiempo, a finales de los 80 apareció un movimiento en el Bristol, UK, que cambió la idea de ritmo y sensualidad en la música. Transformó la manera en cómo nos relacionamos al escuchar.

welcome portishead trio

Mezclando hip-hop, jazz, rock psicodélico, progessive y downtempo, algunas bandas comenzaron a experimentar hasta que después de algunos años, el género del trip-hop se consolidó mundialmente. Massive Attack, Tricky, Portishead, se dedicaron a la artesanía de momentos y atmósferas, en lugar de dejarse llevar por la velocidad del mercado.

El trip-hop se produce lentamente, con paciencia y la emoción que se diferencia de las producciones al vapor de la música pop y los rapidines. Esto se puede deber a que, Bristol, a diferencia de Londres, vive a una cadencia aparte.

welcome portishead sensual

Como el sexo, el trip-hop es la emoción de agregar ritmos al presente, de hacer que dure el momento. Pura extensión de reacciones corporales, de llevarlas al límite y después un poco más lejos.

Portishead es la banda que hizo de la sensualidad y las emociones descarnadas su propuesta. Este trío exige al cuerpo sentir su música, e hicieron evidente que para emocionar no hacía falta la mega producción de las bandas y cantantes mainstream. En cambio sí era necesario devolver a un círculo íntimo la música donde las letras hablaran de lo que ocurría en cuartos cerrados y camas revueltas, de momentos tristes y sensuales.

welcome portishead dummy

Cuando descubrí Portishead, hace años, buscaba entrevistas y reseñas en la web sin mucha eficacia porque Internet no era el panóptico que es ahora y porque sus integrantes preferían que su música hablara por ellos, por eso cuando descubrí este documental fue una revelación. Relata lo comienzos de la banda, la elaboración de sus dos primeros discos, en especial de ‘Dummy’ (1994).

Existe una anécdota que ilustra perfectamente el hermetismo de esta banda que en más de 20 años sólo ha lanzado tres discos y ha dado unas cuantas entrevistas. Vogue quería una fotografía de Beth, ella no accedió y perdieron la portada de la revista.

welcome portishead welcome

‘Welcome to Portishead’ (1998) está compuesto con fragmentos de conciertos y entrevistas a Geoff Barrow y Beth Gibbons. Ahora es posible encontrarlo completo en YouTube. Un documental imperdible para los amantes de la música y para conocer un movimiento musical que rompió reglas y expectativas de mercado.

***

Ya sea para una noche de sábanas anudadas o para sobrevivir a la noche, Portishead es una banda que lleva los sentimientos a su límite; podemos recordar estas ‘Frases de Portishead para tocar fondo en el amor y sobrevivir’. ‘Radiohead y Portishead juntos en la cancha de futbol’ haciendo del deporte de los once contra once, un pretexto más de su música.

**

Dejar un Comentario